Responsabilidad Medioambiental | Trespa

Appartementhaus barking library, Londres, Reino Unido.

En el transcurso desde la fundación de la empresa hasta convertirse en el reconocido primer productor de placas de alta calidad para el revestimiento de fachadas, Trespa se ha hecho cargo de mejorar sus estándares de calidad como también su compromiso con el medio ambiente. Antes de que existieran los reglamentos europeos que exigen a las empresas evaluar el impacto ambiental en la elaboración de sus productos Trespa encomendó en 1994 su primera Evaluación del Ciclo de Vida (ECA) –evaluación que todavía se considera la herramienta más científica, integral, basada en hechos para medir el impacto ambiental-. Los resultados, en ese entonces, permitieron la sustitución del principal componente del núcleo de la placa Trespa Meteon,  ayudando a minimizar el impacto ambiental. La política de sostenibilidad de Trespa está basada en el libro titulado LCA Sourcebook, publicado por primera vez en 1993, que alude a tres principios básicos que se convierten en norma para la empresa:

De la Cuna a la Tumba

Extraccion de los Recursos, En el Análisis del Ciclo de Vida (ACV) de Trespa  Meteon, se encontró que las actividades previas en la cadena de suministro son la principal fuente de impacto ambiental por lo que contribuye en manejar estrictamente la extracción de recursos con total conciencia del entorno. En 2009 Trespa obtiene la Certificación de Cadena de Custodia PEFC, que demuestra que el origen del suministro para los productos de la empresa proviene de bosques gestionados de forma sostenible y fuentes controladas. En la etapa de Producción de materiales es donde TRESPA aporta con mayor relevancia cuidando y evaluando todos los procesos que se realizan en sus instalaciones; El principal esfuerzo se vuelca sobre  las emisiones locales originadas en las fases de elaboración de resinas e impregnación, pero también existe una gran preocupan del uso responsable de energía en los procesos propios de la empresa innovando en tecnología para iluminación, embalaje y transporte de las placas.

Uso del Producto, una vez instalada la placa se estima que la vida media de esta es de 50 años, y durante este tiempo, incluso más, debido al contenido de carbono de Trespa  Meteon,  absorbe el carbono de la atmósfera y contribuye a reducir la cantidad de CO2 del aire contrarrestando el perjuicio provocado por algunas de las emisiones generadas en la producción.   Esta situación es positiva también en el final del ciclo, ya que el 50% de placa que no se incinera en plantas europeas de incineración de residuos con recuperación de energía, llega a los vertederos donde el carbono sigue contribuyendo a la reducción del gas. 75 m2 de placas de 8 mm capturan una tonelada de CO2.


2018 CatálogoArquitectura | Todos los derechos reservados